Elevadores WC

Ir al baño con cierta independencia es importante y los baños actuales suelen ser demasiado bajos, ahi es dónde entran en juego los elevadores WC.

Muchas personas tienen dificultades para sentarse y levantarse. Y los elevadores WC ,son de gran ayuda.

Un asiento elevado colocado en el inodoro, proporciona una mayor altura y permite más privacidad en esta actividad tan personal.

Los elevadores de WC para personas mayores, son, por lo tanto, una ayuda casi esencial para levantarse y sentarse con el mínimo esfuerzo y seguridad.

Los especialistas consideran que disminuye el riesgo de caídas en los pacientes osteoporóticos.

Y están especialmente recomendados para los hemipléjicos, las personas con prótesis o artrodesis de cadera o cualquier otro proceso degenerativo de la cadera o la rodilla que limite la movilidad debido al dolor.

Se adaptan al baño sin necesidad de herramientas y en pocos minutos.

Un elevador wc para cada necesidad

Los elevadores WC, complementan la altura del inodoro existente en 5, 10 o 15 cm.

Para elegir el más apropiado, debemos tener en cuenta la altura del usuario.

Aunque el más común es de 10 cm, una persona alta puede requerir 15 cm y para una persona más baja los 5 cm serán suficientes.

Cuando un inodoro es usado por más de una persona, se recomienda la altura de 10 cm. Hay elevadores de WC, que pueden ser ajustados en el momento de la instalación en las 3 alturas

Para los que necesiten ayuda adicional, los elevadores de WC, pueden incorporar reposa brazos para sentarse y levantarse más fácilmente.

Los brazos son plegables para permitir una transferencia lateral, por ejemplo desde una silla de ruedas.

elevadode de wc

¿Cómo elegir la altura adecuada de un elevador wc?

En el momento de escoger un elevador de wc, debemos tener en cuenta que, una vez sentados, rodillas y caderas deberán estar, en la mayor parte de los casos, a exactamente la misma altura.

En casos de personas operadas de cadera, que un asiento quede bastante bajo, está desaconsejado siendo además incómodo en el momento de levantarse.

Los procedimientos que se deben llevar a cabo,  para escoger el elevador wc adecuado a nuestras pretensiones son:

Mediremos la distancia que hay entre el suelo y la parte de abajo del muslo (detras de la rodilla) y esa será la altura de asiento aconsejable. 

Mediremos la altura del asiento actual del wc y la restaremos de la medida anterior

La diferencia que obtendremos, será la altura del elevador de wc que necesitaremos.

Los elevadores de WC o bien elevadores de inodoro, están fabricados en materiales resistentes, perdurables, y de fácil limpieza. 

Tanto las clásicas alzas para WC como los elevadores de WC blandos, se ajustan por medio de unas palometas a todos y cada uno de los inodoros ovalados.

Para los inodoros más modernos con formas rectangulares, deben usarse los elevadores WC regulables en altura, con o bien sin apoya brazos debido a que el sistema de enganche es por detrás.

Sacando el aro y la tapa que lleve el inodoro, y enganchando los tornillos del elevador de WC, en el hueco que ha quedado.

Además son mas correctos estos modelos en personas con obesidad o bien en personas que se dejan caer con mucha fuerza, ya que tienen el anclaje más estable.

Las sillas de WC con patas son muy seguras y fiables, traen patas regulables en altura por lo cual tienen la posibilidad, de ajustarse muy bien a las necesidades de cada usuario.

También cabe valorar si también vamos a necesitar un elevador de WC con tapa.

En esta sección vamos también a incluir los orinales portátiles.

Podemos diferenciar entre orinales portátiles para adultos, y orinales portátiles para niños. También existen en el mercado los orinales portátiles plegables.

Y los orinales portátiles para mujeres están muy bien valorados.

Deja un comentario

Responsable: Jose Maria Cogul capdevila, con DNI:39847448v

Finalidad: Gestionar el envío de boletines y comunicaciones comerciales por medios electrónicos o telemáticos, relativas a los productos y servicios que ofrecemos en https://adultomayor.es

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.