Higiene

La higiene personal suele disminuir con la edad. Los ancianos pueden tener dificultades para estar de pie en la ducha, para entrar y salir de la bañera, o para mantener el equilibrio suficiente para pararse frente al lavabo.

Los ancianos pueden rechazar la ayuda con la higiene personal, lo que resulta en una lucha constante entre el cuidador y el anciano.

En algunos casos, nuestros seres queridos pueden simplemente olvidarse de lavarse y bañarse. Cuando se producen este tipo de situaciones, es importante brindar apoyo y ofrecer ayuda con las tareas de higiene esenciales. Sigue estos consejos que adultomayor.es te brinda.

1. Establecer una rutina

Es más fácil para los ancianos olvidar o descuidar su higiene cuando no tienen una rutina sólida en su lugar, empieza la mañana,  ayudando a tu ser querido a refrescarse.

Dúchale o báñale con agua caliente, y asegúrate de que el champú, el jabón y otros elementos esenciales estén al alcance de la mano. Una vez que se haya lavado, ve al lavabo para el cepillado de dientes, seguido del cuidado del cabello.

Como muchos ancianos llevan un estilo de vida bastante sedentario, puede que no necesiten ducharse o bañarse a diario. La rutina puede implicar bañarse sólo tres veces por semana.

2. Implementar medidas de seguridad

Los accidentes por resbalones y caídas pueden ocurrir cuando no se toman las medidas de seguridad adecuadas. Las caídas son muy comunes en el baño debido a los suelos resbaladizos, asientos de inodoro bajos, y los inadecuados toalleros y barras de sujeción.

Empieza por añadir un asiento de inodoro elevado que levante el asiento del inodoro 10 centímetros. Coloca alfombras antideslizantes en el piso de la ducha o la bañera, y si tu presupuesto te lo permite, considera la posibilidad de instalar una bañera con entrada.

Las personas adultas que tienen dificultades para estar de pie durante largos períodos de tiempo, pueden beneficiarse con una silla de ducha o un banco. También debes instalar barras de agarre para facilitar a tu ser querido el entrar y salir de la bañera.

3. Crea una atmósfera relajante

Algunos ancianos se sienten avergonzados, por necesitar ayuda con el baño y la higiene. Una forma de ayudar a calmar y tranquilizar a su ser querido es crear un ambiente relajante.

Haz que escuche música clásica o sus canciones favoritas. Trata de mantener cualquier conservación natural y casual para ayudar a distraer a la persona de las tareas de higiene que tienes a mano.

Trata de permitir que tu ser querido, mantenga tanta independencia como sea posible, pero no tengas miedo de intervenir cuando la ayuda sea claramente necesaria.

 

 

4. Proteja la modestia de la persona

Algunos ancianos, pueden encontrar que el hecho de tener a alguien más que les ayude a ducharse o bañarse es una experiencia degradante.

Siempre que sea posible, es importante tratar de proteger la modestia de la persona mayor. Permítele a tu ser querido, que cubra con una toalla las partes íntimas de su cuerpo, se sentirá mejor.

Cuando limpies las partes privadas de la persona, permítele que te ayude a lavar estas áreas. Ten una toalla y ropa limpia lista para la persona para cuando salga de la ducha o del baño. Estas acciones ayudarán a tu ser querido a sentir que él  controla el proceso de higiene.

5. Invertir en ayudas para la higiene

Hay innumerables productos en el mercado, diseñados para abordar problemas comunes de higiene en los ancianos. Al proporcionarle a tu ser querido algunos de estos dispositivos, puede hacer su vida un poco más fácil.

Las sillas o bancos para la ducha pueden ser útiles para los ancianos que tienen problemas de fuerza o equilibrio. Las toallitas de baño, los cepillos de ducha de mango largo, y otros elementos específicos para el cuidado e higiene de tu amado anciano, pueden ser muy valiosos para los ancianos que quieran participar en su higiene.

Los dispositivos de ayuda, como las bandejas para lavar el cabello, también pueden facilitar a los cuidadores la realización de las tareas de higiene rápidamente y sin causar molestias.

6. Seguimiento con la crema hidratante

El proceso natural de envejecimiento, puede causar que la piel se vuelva seca, fina y quebradiza. Aplicando hidratantes a la piel como lociones o cremas, puede ayudar a mantener la piel de tu ser querido suave e hidratada.

Como las personas mayores tienen una piel delicada, querrás ser suave mientras aplica el producto. Considera la posibilidad de darle a tu ser querido un masaje relajante mientras le aplicas la loción.

Opta por una crema hidratante sin aroma o con un ligero aroma, ya que las lociones con un gran aroma pueden resultar nauseabundas para algunas personas mayores que pueden ser sensibles a ciertas fragancias. La piel envejecida también puede beneficiarse de hidratantes que contengan antioxidantes y vitaminas C y E.

7. Enfoque en el cuidado dental

Los cuidadores suelen pasar por alto el cuidado dental por varias razones. Si tu ser amado, todavía tiene sus dientes naturales, es necesario cepillarse y usar hilo dental dos veces al día.

Las personas mayores con dentadura postiza, deben practicar una buena higiene enjuagando su dentadura postiza después de comer, limpiando su boca después de quitársela, cepillando la dentadura postiza diariamente y poniéndola en remojo por la noche.

El cuidado dental, también debe incluir visitas regulares al dentista para revisiones de salud bucal. Recuerda que la salud bucal no sólo afecta a la boca, sino que también se ha relacionado con otras condiciones como las enfermedades cardíacas.

Deja un comentario

Responsable: Jose Maria Cogul capdevila, con DNI:39847448v

Finalidad: Gestionar el envío de boletines y comunicaciones comerciales por medios electrónicos o telemáticos, relativas a los productos y servicios que ofrecemos en https://adultomayor.es

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.